Nuevas Épocas sin Preconceptos

Artigo inédito – Luiz Cuschnir

Las preconcepciones son una enfermedad.

Enfermedad del alma.

Una noción algo se tiene, ese las vueltas un concepto. Más adelante él si pone en frente qué no cabe en este concepto, y él da vuelta a una preconcepción. En el último, cuál no es dentro de un formularization, una forma (como una torta, los drenes para los bordes, y las caídas afuera, no hace más parte, deja cuál es en la oferta de la prescripción, qué fue deseada para presentar como final resultante). Uno piensa el torto, enxerga todo de una manera exagerada. No tiene más habilidad, todo va abajo para el agua. Pero podemos de tiempo en tiempo hacer un “pit-stop” y reconsiderando todo que creamos para ser la verdad más grande y hacer un buen un diálogo de lo que somos exactamente. Para verificar si estamos tan mejor o tan correctos cuánto evaluamos los otros.

Se encuentra que el niño no sabe nada, que el viejo no puede ser feliz y que los jóvenes solamente pueden amar. Uno debe también tener desconfianza de la gente, que las personas pobres son peligrosas y ricas que son malas. Preconcepción fangosa nuestra mirada y deformaciones nuestra alma. Disminue y es poco inteligente. Tiene momentos en la vida que si hay la necesidad de repasar lo que se esta impregnado. Hay tiempos donde va todo abajo, se pierde mucho o uno no ve las salidas. Allí lo obligan a reconsiderar todo, o mucha cosa, contra las cuales la gente tenía todo hecho en los discursos más grandes, los arraigados en lo que era considerada la única verdad. La gente muy endurecida, con las preconcepciones y toda muy resueltas antes de que el contacto con las situaciones verdaderas de la vida, que sea ciudadosa para no reflejar en sus experiencias ni para no transportar lo que él tiene como reglas de la vida, y acaba el madurar con más dificultad. Ellas estiman ya y concluyen antes de una visión que magnifica. Acaban menos el saber de él mundo y, por lo tanto, no se desarrollan emocionalmente. El ejercicio de si colocar en el lugar del otro, como hablamos en el Psicodrama, “para invertir el papel con el otro”, ayuda mucho en adquirir la madurez emocional. En la Psicología Transpersonal si mira la esencia del, uno lo ilumina alma, uno busqua donde está el desatar para el “Amor de Viver”, el estado de “para Ser Amor”.

Envejecer es ser viejo, estropear en la calidad de la vida del humano. No necesita ser así. Cuál era perdido y cuál es tiene que estar de uma sola posibilidad.

Madurar es utilizar el ya vivido y poder otras experiencias y tantas cosas, para recomenzar lo que todavía necesita ser hecho, y tratar de obtener lo que fue perdido. Es el nuevo, es lo que todavía va a venir, es el año que viene…

En el área emocional que incluye el afecto, los amors, las relaciones, podemos decir que a la persona cabe percibir en lo que refere a la otra, como ella reacciona, la razón qué es así, qué está implicada en esta relación. De la misma forma, es conocer como qué recibe del otro, de una manera más inclusiva, trayendo para interior y para cerca, sin tantas preconcepciones ni rechazamientos a priori. Las nuevas maneras que iluminan, (velocidad reversa) encontramos a nueva gente.

Tags: